FPL Por que lo hacemos – Fundación Punta de Lobos

¿POR QUÉ LO HACEMOS?

Naturaleza, biodiversidad y tradición

Sin la intervención de proyectos contaminantes o invasivos como celulosas, salmoneras o puertos. Y queremos que se mantenga así.

Punta de Lobos es un lugar especial, mágico y naturalmente bello, con condiciones excepcionales para el surf y la pesca artesanal.

El mar, la principal fuente de felicidad para nosotros y pescadores, también es parte de un corredor biológico para mamíferos marinos locales y migratorios. Toninas, ballenas, lobos, tiburones e incluso tortugas se han dejado ver en su paso por estas maravillosas aguas.

Su flora, fauna e increíbles vistas desde cualquier punto, lo convierten en un rincón único de Chile, de un alto atractivo turístico y valor medio ambiental.

Punta de Lobos está en el centro del único tramo de 170 km de costa central de Chile de aguas cristalinas puras.

Constantes Amenazas

En un día normal de verano llegan aproximadamente 1.000 autos y circulan 3.000 personas, diariamente.

viviendas.png

Durante los últimos años, Punta de Lobos ha sufrido de un crecimiento turístico exponencial sin una regulación sostenible y de un desarrollo inmobiliario con nula planificación territorial.

señales.png

Baja cantidad de retiros, cero señalética y paisajística para la circulación de público, gran cantidad de vendedores ambulantes sin permiso, entre otras tantas cosas.

basura.png

Existe deterioro del lugar, la erosión de la tierra y la contaminación de todo tipo que se acumula en el sector.

icono-falta-de-baño.png

No existen suficientes estacionamientos, ni baños o servicios sanitarios, muy pocos basureros, para el gran afluente de público.

La realidad antes expuesta se da principalmente por una condición que se repite en muchas playas icónicas de Chile: los terrenos del borde costero son privados. Por lo tanto, gran parte de la falta de regulación y servicios requeridos para un lugar como éste, se da porque los organismos públicos no pueden interceder u operar sobre estos terrenos porque no les pertenecen.